Tu salud es lo primero

En el día de ayer se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19 y como el resto de la CGT, acogemos con satisfacción la paralización de actividades no esenciales, aunque entendemos que esta medida, que CGT lleva exigiendo desde el 16 de marzo por entender que se estaba poniendo en riesgo la vida de muchas personas trabajadoras innecesariamente, lamentablemente llega demasiado tarde. Son innecesarias y dolorosamente demasiadas, las pérdidas humanas que se han alcanzado en pocas semanas en nuestro país con el avance de la propagación del Covid-19.

El retraso a la hora de tomar una decisión como esta ha causado un aumento tanto de los contagios como de las muertes por “coronavirus” en nuestro país. Esta situación, no ha contribuido más que al aumento del sufrimiento de la clase trabajadora, ya que muchas personas han estado exponiéndose a la enfermedad y arriesgando la salud de sus familias, por no hablar de quienes temiendo más al paro han decido arriesgarse al contagio.

Nos enfrentamos ahora a medidas que es necesario afrontar, pero se está dejando caer el mayor peso de la crisis generada por el Covid-19 sobre las personas más vulnerables. En este sentido, alguna  personas trabajadoras han visto reducida su jornada laboral y su salario por tener personas a su cargo, otras han tenido que aceptar sin remedio un ERTE e irse a casa con el 70% de su salario y ahora, otras van a tener que recuperar los días que estén sin trabajar recluidas en sus domicilios, ante la nueva decisión del Gobierno de paralizar todas las actividades productivas no esenciales.

Insistimos en que la clase trabajadora no puede volver a pagar una nueva crisis después de años de duros sacrificios frente a una clase empresarial que vuelve a ser la beneficiada de todas estas medidas de un Ejecutivo que lleva dos semanas asegurando en cada rueda de prensa que no dejará atrás a ninguna persona en esta crisis.

En CGT entendemos que ante todo debe garantizarse la salud de las personas trabajadoras y no solo ahora, en plena alerta sanitaria por “coronavirus”, sino también en el futuro, por ello será importante que las personas que se acojan al “permiso retribuido recuperable” dispuesto por el Gobierno desde el 30 de marzo al 9 de abril, cuenten con sus tiempos necesarios de descansos, que la vacaciones cumplan con lo estipulado en el Convenio 132 de la OIT y que la flexibilidad laboral no pueda imponerse a costa de estos derechos, así como la garantía de conc